Una iniciativa de Parque del Recuerdo

Si estás viviendo un duelo, permítete disfrutar durante las vacaciones

Es natural que la culpa se entremezcle con nuestros momentos de alegría, pero recuerda que sentir felicidad no significa olvidar a quien hemos perdido. Es un tributo a su memoria el seguir adelante, el encontrar la luz en la oscuridad y el permitirnos sonreír y disfrutar aunque sea por un instante.

Para la psicóloga María Ignacia Sandoval, la culpa es una de las emociones más comunes en el duelo, sobre todo cuando el fallecimiento ha sido reciente. “Esta emoción limita nuestras actitudes hacia la vida, porque creemos que no “merecemos” disfrutar, ni gozar, ni volver a reír. Sin embargo, no siempre se trata de que hayamos hecho algo mal en el pasado, sino que estoy haciendo algo mal en el presente, como disfrutar de las vacaciones”, dice.

Para sobrellevar este sentimiento, la especialista invita a ser compasivo consigo mismo y reconocer que la culpa es una emoción pasajera y que no define quienes somos.

“Pregúntate si lo que sientes es realmente válido y date permiso para liberarte de esa carga. Busca apoyo en tus seres queridos o en profesionales del acompañamiento en el duelo si sientes que necesitas ayuda para gestionar tus emociones”, complementa.

Te invitamos a ver el video: Vivir las vacaciones estando en duelo

Si bien no hay forma de “no sentir” un sentimiento específico, si se puede regular y preguntar “¿por qué hoy la culpa me acompaña?” o “¿estoy haciendo algo malo?”. El primer paso es tomar conciencia que está allí presente.

Después, contesta las preguntas de la siguiente manera: “Me siento culpable porque…” o “y eso significa que yo…”. Por ejemplo: “Me siento culpable porque estoy gozando estas vacaciones, y eso significa que yo ya no extraño a mi madre. Me siento mala hija”.

Luego, pregúntate si es verdad eso… “¿Es verdad que no extraño a mi mamá?”.

En muchas ocasiones te darás cuenta de que no es 100% real lo que dice la culpa. Asimismo, si la culpa es una emoción que está presente durante largos periodos de tiempo, es necesario pedir ayuda profesional para poder transitar esta emoción.

Durante estas vacaciones, te recomendamos que te des el regalo de vivir plenamente. Honra a tu ser querido recordándolo con amor y llevando su legado en tu corazón. Permítete disfrutar de cada momento, de cada experiencia, sabiendo que no estás traicionando su memoria, sino que estás celebrando la vida.

También te invitamos a leer este artículo: El valor del tiempo en familia durante las vacaciones

¿Cuál es la recomendación para disfrutar estas vacaciones?

María Ignacia Sandoval aconseja ser honesto con tus sentimientos. “En el duelo siempre aparecerán muchas emociones. Habrá momentos en donde la tristeza estará presente, o la rabia… pero también habrá instancias donde estará la felicidad, el goce y el disfrute”.

Por eso, recuerda que existirán momentos donde haya más de una emoción, es decir, donde estemos disfrutando y aún así el dolor esté ahí. Y está bien, permítete disfrutar. Una de las grandes lecciones del duelo es eso, aprovechar cada momento al máximo.

¡COMPÁRTENOS!