Una iniciativa de Parque del Recuerdo

Dado que se viven diversas emociones, la clave es planificar, dedicar tiempo al ser querido y entender que los sentimientos varían entre las personas.

Sobrellevar el fin de año durante un duelo

Hemos llegado a fin de año. Un periodo en el cual el repaso por lo vivido aparece de inmediato y donde sacamos conclusiones de cara al nuevo periodo que viene.

Sin embargo, hay personas que durante el repaso de fin de año revivirán la pérdida de un ser querido, un momento de por sí cargado de sentimientos y que, al coincidir con esta fecha, genera una serie de aspectos a considerar.

“Las personas en estas fechas experimentan diversas e intensas emociones. Aun cuando no estamos en duelo, las festividades pueden remover por varias razones”, dice de entrada María Ignacia Sandoval, psicóloga de Contigo en el Recuerdo.

Te invitamos a leer: Reflexionar y agradecer por este año

Para muchos, profundiza la experta, el fin de año es una experiencia de mucha nostalgia ya sea por estar lejos del hogar, por cambios familiares o por ser el cierre de una etapa donde quizás las metas propuestas no se cumplieron.

Sea cual sea el caso, cuando pensamos en estas fechas se nos viene la imagen de momentos de celebración, encuentro y vivir las tradiciones familiares. Sin embargo, las personas en duelo viven esto de otra forma: con mucha presión.

“El entorno se muestra muy feliz y en efervescencia, sin embargo, esto choca con el dolor y vacío que hay internamente. La tristeza, la rabia y la culpa vuelven con mayor intensidad. A veces todos estos síntomas comienzan un mes antes de las fechas”, puntualiza la psicóloga.

También puedes ver el video: Cómo enfrentar el Año Nuevo sin el ser querido

Además, hay un gran detalle. Es en estas fechas donde se siente más la ausencia del ser querido, y el cerebro “no tiene escapatoria más que aceptar que ya no está”, comenta María Ignacia.

Por eso mismo, hay distintas reacciones. Muchas personas deciden arrancar de estas fechas, realizando un viaje, o hacen como si nada hubiese ocurrido, tratando de ser fuertes y motivar a otros a lo mismo.

“Cada uno intenta protegerse y proteger al otro como mejor puede. Sin embargo, aparecen murallas de silencio. El dolor se vive en mucha soledad, y aparece de otros modos”, dice la experta.

Sabiendo que el dolor aparecerá y que debemos enfrentar esta pérdida, la psicóloga de Contigo en el Recuerdo entrega una serie de consejos y avisos para quienes deben sobrellevar esta circunstancia.

Por ejemplo, se puede “planificar con anticipación lo que se desea hacer”, lo cual “ayuda a la sensación de control y estructura” frente a este nuevo mundo sin el ser querido.

En ese sentido, se recomienda hacer una reunión familiar previa para programarse bien, pero además para compartir lo que cada uno necesita durante esta festividad.

“Cada uno podrá expresar qué ocurre interiormente; si hay tristeza, pena, rabia, culpa. Lo importante es que todos tengan tiempo de decir, sin interrupción, lo que les ocurre”, puntualiza la profesional.

Te puede interesar este artículo relacionado: El desafío de planificar proyectos sin el ser querido

Por otro lado, al momento de planificar se debe considerar un tiempo específico para recordar al ser querido fallecido. ¿De qué sirve esto? Además de dar certidumbre, prepara a las personas para ese momento y disminuye la ansiedad.

Ahora bien, ¿qué pasa si uno no está listo? Esta pregunta es clave, ya que muchas veces no nos sentiremos preparados para cualquier conmemoración donde no esté el ser querido.

“El fin de año puede darnos la sensación de tener que dejar todo atrás. Para algunos, este pensamiento les ayudará. Pero también, otros lo viven con la presión de que un nuevo año significa dejar atrás al ser querido”, explica la psicóloga.

Ante esto, María Ignacia Sandoval concluye con la siguiente frase: “El duelo no sabe de prisas, que no sabe de tiempo, no se rige por las festividades ni tampoco por las imposiciones. Solo sabe del sentir”.

¡COMPÁRTENOS!