Una iniciativa de Parque del Recuerdo

El alivio es una emoción común tras la pérdida de un ser querido. Sin embargo, puede generar mucha culpa durante el duelo.

Sentimiento de alivio tras una pérdida

Cuando perdemos a un ser querido debido a una grave enfermedad como lo puede ser el cáncer, es posible sentir alivio tras su muerte.

María Ignacia Sandoval, psicóloga de Contigo en el Recuerdo, explica que el alivio “es un sentimiento común que aparece cuando fallece un ser querido que, durante su lucha, experimentó mucho sufrimiento y dolor”.

Sin embargo, a pesar de ser un sentimiento natural y una respuesta normal ante el fin de algo difícil de enfrentar, “genera mucha culpa, por lo que suele ser una de las emociones más silenciadas durante el duelo”, afirma la psicóloga.

Te invitamos a ver el video: ¿Por qué sentimos alivio tras la muerte de un ser querido?

El duelo es un proceso individual y único, por lo que es común experimentar sentimientos distintos al de otra persona o sentirlos con otra intensidad.

“Recuerda que cuando experimentamos alivio, no significa que deseáramos la muerte de esa persona, sino que es únicamente por el término del sufrimiento propio y del otro. Esto es completamente sano y normal”, dice María Ignacia.

También puedes leer: Sentir nuestras emociones durante el duelo

Sin duda, sentir culpa durante el duelo puede ser complejo. Por eso, María Ignacia Sandoval nos entrega algunas recomendaciones para sobrellevarla.

En una primera instancia, puede ser bueno preguntarse: ¿Qué deseabas para esa persona que sufría?

Un ejemplo de respuesta podría ser: “Mamá, lo único que deseaba era que el dolor que sentías se detuviera. Deseaba que algún día pudieras caminar y juntas volver a regar nuestro jardín como siempre lo hicimos. Deseaba que fueras una mujer fuerte de nuevo. Lamentablemente la muerte te llevó antes, ojalá no hubiese sido así, pero agradezco porque tu cuerpo por fin no sufre. Te amo”.

“Expresar nuestros verdaderos deseos y explicar que el alivio que sentimos se generó a propósito de que esa persona ya no sufre más, puede generar calma. Por eso, es recomendable buscar a un profesional de la salud mental para que nos ayude a transitar estas emociones”, cierra la psicóloga.

¡COMPÁRTENOS!