Una iniciativa de Parque del Recuerdo

Las claves de la terapia de duelo a distancia

El fallecimiento de un ser querido en periodos de contingencia ha sido una de las tareas más duras para las personas que están sobrellevando este proceso. La imposibilidad muchas veces de asistir a la despedida de quien ya partió, por el aislamiento y/o cuarentena determinados por las autoridades, plantea dificultades que inevitablemente pueden complejizar el duelo, al no poder expresar emociones o sentimientos vinculados a la pérdida en circunstancias normales.

En ese sentido, uno de los aspectos a evaluar es la terapia del duelo. En estos momentos, la ayuda psicológica que las personas puedan requerir para sobrellevar el proceso se enfrenta a diversos retos que, tanto paciente como terapeuta, deben asimilar.

De hecho, tal como las personas las terapias también se han debido adaptar y pasar de ser un apoyo presencial a uno remoto, una alternativa que diversos expertos han aplicado. Magdalena López, psicóloga del Contigo en el Recuerdo y quien ha tenido la oportunidad de trabajar con pacientes bajo esta modalidad, comenta que ha debido modificar su trabajo para atender a través de llamadas telefónicas o videollamadas. En ese sentido, asume que esto “ha sido un gran desafío porque intento que esto no sea un conflicto para las personas en duelo (…) (El objetivo es) que el deudo se sienta capacitado para poder recibir dicha llamada o video llamada, sin que le pongan más nerviosos la forma en la cual poder acceder a la contención emocional”.

Lo positivo de la terapia

Según la psicóloga argentina Mariana Kersz, “hay que desmitificar la creencia de que el formato de la terapia online no sirve (…). Hoy se pueden pensar otros modelos psicoterapéuticos muy exitosos y no necesariamente presenciales», indica la profesional, quien agrega que en algunos casos la terapia online es más efectiva que la tradicional, ya que “brinda más flexibilidad para los pacientes”.

Para el caso de la terapia de duelo, ocurre algo similar. Magdalena López asume que esta modalidad de terapia es positiva en tanto no traiga más conflictos a la persona, pero comenta que en muchos casos “se logra una mayor intimidad ya que los profesionales nos introducimos en las casas, o en los espacios íntimos de los pacientes”.

De todas formas, y tal como sesiones presenciales, lo importante es desarrollar un vínculo terapéutico con el paciente y que éste “sirva de contención para poder abordar los distintos aspectos de la relación con el fallecido”.

Desafío para el terapeuta

Las atenciones médicas de forma remota en general han resultado ser una excelente herramienta a la hora de apoyar psicológicamente a quienes lo necesiten, algo que por supuesto también ocurre en el proceso del duelo.

Eso sí, Magdalena López reconoce que una de las dificultades es la imposibilidad de utilizar otras herramientas para llegar a la vida del paciente, como mostrar libros o dibujos. En este caso, comenta, “lo que prima es el lenguaje verbal dificultando un poco más toda la información no verbal de los ritmos del paciente. Elementos que para nosotros son muy útiles para poder interpretar”.

Apoyando a las familias

Más allá de que no existan mayores diferencias, la terapia remota en el duelo permite poder acompañar a una mayor cantidad de personas en el proceso, permitiendo entrar incluso en la intimidad “y en el mundo de los deudos”, dice la psicóloga de Contigo en el Recuerdo, lo que sirve mucho en intervenciones que apuntan a la interacción grupal.

Por lo mismo, la especialista recomienda tener siempre en consideración la posibilidad de participar en una terapia remota del duelo para sobrellevar este proceso de mejor forma, especialmente por la soledad que acarrea estar en aislamiento y -muchas veces- sin poder despedir al ser querido.

“Estamos viviendo una situación de mucha soledad y esto es muy perjudicial para la elaboración del duelo. Se necesita de mucho apoyo y de mucha contención del entorno, y la forma remota de obtenerlo ha sido muy efectiva. Poder compartir esas experiencias con otros será tremendamente importante para poder elaborar este proceso”, destaca Magdalena López.

¡COMPÁRTENOS!