Una iniciativa de Parque del Recuerdo

Cómo las mujeres enfrentan el duelo cuando viven la pérdida de un ser querido

Cuando enfrentamos la pérdida de un ser querido, es normal comenzar a vivir un duelo que nos permitirá superar el dolor y la tristeza que genera la partida de quien amamos. Cada persona afrontará este proceso de la mejor manera posible, de acuerdo a su individualidad y a las herramientas que tenga disponible, a lo cual se suma el hecho de que todos los seres humanos somos único y tenemos nuestras particularidades.

Sin embargo, existen fases y características que generalmente son comunes en todos los duelos, y que se desarrollarán de acuerdo a diversos factores como el valor que suponga la pérdida, la relación que se haya mantenido con quien falleció, la tolerancia al dolor, el apoyo recibido por el círculo más cercano, su personalidad y los recursos emocionales de los que disponga.

De esta forma, es posible ver cierta similitud en como las mujeres desarrollan su duelo, distinto a como lo enfrentan los hombres, aunque como ya dijimos anteriormente, pueden existir comportamientos comunes entre ambos grupos. Por ejemplo, las mujeres necesitan expresar su dolor, tristeza y sus miedos, en cambio los hombres afrontan la pérdida de una manera más racional, en la que el pensamiento se ubica sobre los sentimientos, por lo que la expresión emocional es de baja intensidad.

A continuación, te invitamos a conocer como las mujeres enfrentan un duelo, para que puedas acompañarlas de la mejor manera posible durante un proceso de duelo:

– Por lo general, las mujeres desean hablar de la partida de ese ser querido y de las emociones que las embargan. Necesitan verbalizar este proceso, y reflexionar sobre las cosas que no podrán realizarse en el futuro. Se trata de una fuente de consuelo que no busca respuestas, sino que intenta encontrar un nuevo sentido al mundo que debe enfrentar.

– Ellas tienden a mostrarse más inactiva después de la pérdida. Sentirán que no tienen fuerzas para encargarse de las tareas domésticas o laborales, por lo que prefieren que otros familiares asuman las responsabilidades.

– Se muestran más abiertas al apoyo social y profesional, porque quieren y necesitan expresar lo que sienten. Por ello, es importante escúcharlas, compréndelas, intentar decirles frases que las ayuden a elaborar positivamente su duelo y/o acompáñalas a un grupo de apoyo.

– Las mujeres también reviven a menudo los momentos compartidos con quien ya no está presente, lo que demuestra que poseen una visión enfocada en el pasado, debido a los deseos de aferrarse a las conexiones que tenían antes de esta pérdida. Es por ello que quizás quieran dedicar su tiempo a actividades que le recuerden al ser amado que falleció, como mirar sus fotos, permanecer en su cuarto o visitar lugares que frecuentaba.

Con todas estas acciones, ellas buscan consolar, de alguna manera, su dolor, además de encontrarle nuevamente sentido a sus vidas para poder seguir adelante.

¿Y qué pasa con los hombres?

En el caso de los hombres, sienten que deben mostrarse fuertes frente al difícil momento que atraviesa la familia, por lo que generalmente suelen reprimir sus sentimientos. Esto puede ser malinterpretado por su entorno más cercano, quienes sentirán que él no se interesa por la desgarradora pérdida. Sin embargo, los hombres sienten preocupación por el dolor de los otros, por lo que creen que la expresión de sus propios sentimientos de manera abierta sólo exacerbará la pena de quienes lo rodean. Debido a esto, suelen llorar en privado realizando su duelo en silencio y mostrándose reacios a recibir ayuda profesional.

Los hombres muchas veces tienen la necesidad de intelectualizar el duelo, dedicándose a resolver problemas como una forma de dar sentido a la pérdida. Bajo este rol social, los hombres suelen poner sus emociones en acción a través de la realización de tareas específicas. Muchas veces, son ellos quienes suelen asumir la responsabilidad de la realización del funeral, organización de la ceremonia e inclusive son los que toman la decisión de comenzar a trabajar cuanto antes.

Es importante volver a hacer hincapié en que cada duelo es distinto y cada quien tiene una forma diferente de vivirlo, por lo que es primordial comprender que cada persona expresará la tristeza de una manera particular. No juzgues al otro por cómo actúa luego de una pérdida, ya que es necesario recordar que hombres y mujeres poseen diversos modos de lidiar con el dolor.

Fuentes: Manejo de Duelo / Memorial

 

¡COMPÁRTENOS!