Una iniciativa de Parque del Recuerdo

Navidad, Año Nuevo y duelo: consejos y desafíos

La Navidad y el Año Nuevo son dos de las fechas más importantes dentro del calendario, no solo porque marcan el cierre de un ciclo, sino que también porque son celebraciones cargadas de emociones y recuerdos.

Ya sea en familia, con amigos o conocidos, ambas son conmemoraciones que todos de alguna manera festejamos, donde también realizamos un análisis de lo ocurrido durante el año y miramos hacia el futuro.

¿Pero qué pasa si estamos viviendo un duelo? A la emoción que significa vivir estas fiestas, se suman una serie de sentimientos por la pérdida del ser querido.

Por eso, es importante prepararnos y saber cómo enfrentar estas festividades en estas circunstancias.

Puedes leer: Cómo vivir el proceso de duelo en la época estival

Prepararse y anticipar

“Tras una pérdida significativa, la aproximación de fin de año, las fiestas y fechas importantes puede sentirse como una tormenta inminente e inevitable”, dice de entrada la psicóloga colaboradora de Contigo en el Recuerdo, María Ignacia Solari.

La profesional complementa con que, si bien no podemos cambiar el clima, una persona sí se puede preparar para enfrentarse a este complejo escenario y lo mismo pasa con las fiestas.

Por lo mismo, el primer consejo que se puede entregar es el de prepararse y anticiparse a las circunstancias futuras, identificando situaciones difíciles y planificando su resolución.

“Se aconseja hacer una reunión familiar previa, convocando a todos y preguntarle a cada uno cómo se siente, qué les gustaría hacer y qué cosas temen. Así, se tiene un panorama general de la fecha y se pueden identificar puntos de acción”, dice Solari.

Otro tema clave es decidir justamente si se quiere celebrar la Navidad y el Año Nuevo como siempre se ha hecho, o si se quiere hacer algo especial.

Video: Navidad, Año Nuevo y duelo.

Lo anterior puede ayudar a resolver cuestiones prácticas como dónde se realizará la celebración, el tipo de comida y quién se hará cargo de la organización.

Además, María Ignacia Solari apunta que en este intercambio hay solo tres reglas: “Nadie interrumpe, que todos expresen lo que sienten y que todos hablen, inclusive los niños”.

Emociones y apoyos

Con anterioridad hemos dicho que expresar las emociones es clave en el proceso de duelo.

Pues bien, ¿qué sentimientos pueden aparecer en estas fechas? Solari apunta que es frecuente sentir más tristeza, nostalgia, incomprensión y angustia a medida que se acerca Navidad y Año Nuevo.

Por lo mismo, pone la alerta en que “hay que tener cuidado de no interpretar esto como un retroceso o mala señal”, y que es “absolutamente normal” que estas emociones vuelvan.

La experta y colaboradora de Contigo en el Recuerdo recomienda además no tomar grandes decisiones en estos momentos de dolor, y solicitar compañía y apoyo cuando se sienta que es necesario.

¿Cómo hacer esto último? Hablar de acompañamiento es importante. De esa manera podremos saber cuándo estar con la persona que sufre, o identificar cuándo nosotros necesitamos apoyo en medio de un duelo.

Artículo relacionado: La filosofía del acompañar

En ambos casos, María Ignacia Solari explica que se debe respetar el proceso de cada uno y lo que quiere para estas celebraciones de fin de año.

“Todos los duelos son válidos, por eso es importante escuchar con respeto la visión del otro. Si encontramos que hay deseos opuestos para las fiestas, debemos negociar sin invalidar al otro”, apunta.

En ese sentido, también podemos generas algunos hitos importantes en Navidad y Año Nuevo que apoyen el duelo. “Proponer un minuto de silencio, cantar sus canciones favoritas, compartir recuerdos o poner algún símbolo de su presencia en la mesa son algunas ideas”, cierra Solari.

¡COMPÁRTENOS!