Una iniciativa de Parque del Recuerdo

Agradecer por las personas y por las cosas pequeñas y sencillas de la vida nos brinda una serie de beneficios a nivel mental e incluso físico.

La importancia de agradecer por las personas y las pequeñas cosas de la vida

El año recién pasado estuvo lleno de momentos alegres y otros no tanto. En algunos de ellos, estuvieron presentes personas que, de no haber estado ahí, quizás no tendríamos esos recuerdos tan significativos que guardamos hoy. Por eso, es importante agradecer.

Pocas veces nos detenemos a practicar la gratitud conscientemente, pero lo cierto es que es muy necesaria. Por esa razón, te invitamos a agradecer por las cosas buenas y sencillas al final de cada año o durante los primeros meses del siguiente.

“Es un arte. Nos exige cierto trabajo y va saliendo cada vez mejor y más fácil en la medida en que lo hacemos constantemente”, dice Vicente Bello, psicólogo colaborador de Contigo en el Recuerdo.

“Tomar una postura de agradecimiento, nos permite darle valor y tomar consciencia de las cosas buenas. Además, es una forma de aprovechar al máximo nuestra estadía en el mundo”, complementa.

Te invitamos a ver el video: La importancia de agradecer

Agradecer también es beneficioso para nuestro propio bienestar, ya que reduce el estrés, mejora nuestras relaciones interpersonales, favorece nuestro estado de ánimo y nos permite tomar una postura positiva y optimista frente a la vida.

Es bueno ser agradecido con las personas que nos acompañan, pero de igual forma es necesario guiar la gratitud hacia nosotros mismos. A veces agradecer por las cosas pequeñas de la vida, como nuestra existencia, también aporta a nuestro bienestar emocional.

El profesional recomienda recordar a través de objetos físicos, como anillos, pulseras o cualquier cosa que te haga viajar a un momento importante de tu pasado. “Cuando lo tengas, toma aire, respira hondo y agradece”, explica. 

“Para lograrlo cierra los ojos y concéntrate en las cosas y personas con las cuales estás agradecido. Enfócate en sentir ese agradecimiento, más que solamente enumerar”, especifica el profesional.

También sirve “hacer el ejercicio de agradecer cada noche justo antes de dormir o definir una hora del día para esto. La meditación es una gran herramienta que nos ayudará a concentrarnos en el presente”, afirma.  

Puedes realizar la siguiente actividad: Expresar tu gratitud con palitos

Es válido cuestionarse esto cuando has vivido situaciones angustiantes y estás en un momento no tan bueno para ti. Sin embargo, recuerda que uno también puede agradecer por las cosas pequeñas. A veces no las vemos, pero siempre puedes encontrar un motivo para hacerlo.

“Si eres una persona que no logra disfrutar de las cosas, quizás sientes que la vida no te da nada, pero aun así estás vivo y respirando. Este gran logro es tuyo y merece ser celebrado. Sé agradecido con tu mente y con tu cuerpo”, concluye.

¡COMPÁRTENOS!