Una iniciativa de Parque del Recuerdo

El desafío de planificar proyectos sin el ser querido

Pasado el verano, marzo es para muchos el inicio de un nuevo periodo que nos invita a pensar en nuestros objetivos y metas. Esta época del año abre nuevas expectativas y posibilidades para nuestra vida.

Por lo mismo, en Contigo en el Recuerdo queremos hablar acerca del desafío que significa llevar a cabo proyectos en medio del duelo, especialmente cuando iniciamos un nuevo periodo.

Te puede interesar: Actividades terapéuticas durante el duelo

La clave es planificar

La pregunta es clara: ¿cómo puedo hacer planes en este nuevo periodo en medio del proceso que estoy viviendo? Sebastián del Valle, psicólogo colaborador de Contigo en el Recuerdo, afirma que el principal consejo que surge es tener una planificación y fijar objetivos flexibles, “que no requieran de mucho esfuerzo para ser realizados”.

Agrega que se debe tomar en cuenta que el avance puede ser lento, especialmente por el contexto de duelo, por lo que es recomendable establecer metas menores y progresivas, en vez de un gran objetivo.

Por otra parte, muchas veces existen planes que ya hemos definido, a nivel personal o familiar, que pueden verse afectados por nuestro duelo, para lo cual lo primordial es sentarse un minuto a pensar en las acciones futuras.

Es importante dejar que la angustia y la agitación del momento decanten antes de tomar decisiones, ya que la pena puede imposibilitarnos de ver las cosas con claridad. Una vez que esto ocurra, podremos pensar de mejor forma lo que queremos, incluso considerando que estos nuevos proyectos sean sanadores. “Los proyectos pueden servir como distensión para distraerse de la pérdida o para procesarla de mejor manera”, declara el profesional.

Recomendaciones

Como decíamos, al momento de vivir un duelo y planificar nuestra vida, muchas emociones se pueden entremezclar y no dejarnos ver la compatibilidad de ambos procesos.

Eso sí, no hay que recargarse. “Cobra especial relevancia el no exigirnos de más, ni forzarnos a trabajar más de lo que podemos en una tarea, ya que eso puede aumentar nuestro estrés”, apunta Sebastián del Valle.

Aunque suene evidente, el psicólogo colaborador de Contigo en el Recuerdo indica que, si bien es recomendable que busquemos cosas para distraernos, la idea es que estas “no nos estresen más de lo que nos distraigan”.

Del Valle concluye que puede ocurrir que haya una menor dedicación hacia nuestros proyectos, por lo que “no tenemos que forzarnos a estar al 100% de nuestras capacidades”. Perder a alguien cercano, dice el experto, es un proceso que genera estrés y puede influir en nuestro rendimiento en el día a día, por lo que el camino de la calma será una buena vía para reflexionar y pensar nuestros siguientes pasos.

Conoce nuestra comunidad de Instagram, Facebook y Youtube.

¡COMPÁRTENOS!